Aurea Cirugía Plástica | Preguntas Frecuentes
15845
page,page-id-15845,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.1.3.1,vc_responsive
 

Preguntas Frecuentes

¿Soy un buen candidato para la cirugía plástica?

Los mejores candidatos para la cirugía plástica son personas en buen estado de salud que tienen expectativas razonables acerca de su apariencia. Durante su consulta inicial, es muy importante ser honesto al discutir sus metas y preocupaciones por lo que el cirujano puede realizar una evaluación correcta, realista acerca de su candidatura para la cirugía plástica.

¿Cuál es la edad adecuada para la cirugía plástica?

Hay una serie de parámetros que ayudan a los cirujanos a determinar las posibles limitaciones de edad con respecto a procedimientos quirúrgicos. Sin embargo, muchos factores pueden influir en la decisión final del cirujano con respecto a su tratamiento. Por ejemplo, la cirugía para corregir las orejas muy proyectadas se puede realizar desde los 7 años. Pero en el caso de las cirugías de seno, nariz etc., es preferible esperar que la etapa de crecimiento este completada lo cual en promedio se presenta después de los 16 años. Lo mejor es hablar personalmente con su cirujano de su planes específicos y éste sabrá evaluar correctamente este tipo de inquietudes.

¿Cómo elegir un cirujano plástico?

Para lograr resultados óptimos en su procedimiento estético es necesario elegir un cirujano plástico altamente calificado y con amplia experiencia, que le haga sentir cómoda y segura. Antes de seleccionar a un cirujano, es necesario hacer preguntas acerca de su formación y el número de procedimientos como el suyo que ha realizado. Pida ver fotografías del antes y después del procedimiento. Además, compruebe que el médico, como en éste caso el Dr. González, está certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (CMCPER). Si el médico que pretende realizar su procedimiento no cuenta con esta certificación, es muy probable que su cirugía esté en riesgo.

¿Es segura la cirugía plástica?

Todos los procedimientos quirúrgicos implican un riesgo. Sin embargo, la mejor manera de reducir las probabilidades de sufrir complicaciones es asegurarse de que elige a un cirujano calificado. También es importante que siga cuidadosamente todas las instrucciones pre y post-operatorias que su médico le recomiende.

¿Cuánto cuesta la cirugía plástica estética?

Aunque el costo varía, la mayoría de los pacientes encuentran que la cirugía plástica puede ser una opción asequible y una valiosa inversión que le ayudará a alcanzar otros objetivos personales y profesionales. Una de las misiones del Dr. Octavio González como cirujano plástico es la de mejorar la calidad de vida de sus pacientes.

¿Son dolorosos los procedimientos de cirugía plástica?

Cada individuo es diferente y las respuestas a la cirugía plástica puede variar de persona a persona. En su momento, el Dr. Octavio González le informará detalladamente acerca de la cantidad de dolor que pueda esperar de acuerdo al procedimiento, y también le dará el medicamento indicado para minimizar las molestias.

¿Cuánto tiempo durará mi recuperación y cicatrización?

Durante la primera consulta, el Dr. González también le hablará detalladamente acerca de las expectativas razonables para el tiempo de recuperación y le despejará dudas en cuanto a la cicatrización de acuerdo al tipo de procedimiento que se pretenda llevar a cabo.

¿Existe algún producto o comportamientos que deben limitar a prepararse para la cirugía?

Hay una serie de pasos que usted puede tomar para maximizar los resultados quirúrgicos, incluyendo:

  • Dejar de fumar por lo menos seis semanas antes de la cirugía para evitar problemas en la piel de curación y graves complicaciones médicas después de la cirugía.
  • Dejar el consumo de aspirinas o productos con propiedades anticoagulantes por lo menos 10 días antes de la cirugía para minimizar el riesgo de sangrado innecesario.

Tome en cuenta que usted debe de estar en el mejor estado de salud posible en el momento de la cirugía. Por esta razón, si usted desarrolla un resfriado o fiebre, granitos, erupciones o heridas abiertas unos días antes de la fecha programada para su intervención, póngase de inmediato en contacto el Dr. González para que él le de el tratamiento y seguimiento necesario.

¿Cómo me debo preparar la noche anterior y el día de mi procedimiento?

Para prepararse para el procedimiento, por favor siga las siguientes pautas, tanto el día anterior, como el día de su cirugía:

  • Es importante que no coma ni beba nada después de la medianoche del día antes de la cirugía.
  • Al bañarse, use un jabón antibacterial antes de su procedimiento, así como el día de su cirugía, pero evite el lavado de las áreas que han sido marcadas para su procedimiento.
  • No se afeite el área quirúrgica o aplique una loción hidratante.
  • De preferencia, no use maquillaje, o úselo en cantidades mínimas para el hospital.
  • Use ropa con botones delanteros y holgada. Deje las joyas y otros objetos de valor en casa.
  • Llegue al hospital una hora antes de la hora de la cirugía programada.

¿Qué sucederá inmediatamente después de la cirugía?

Después que la cirugía se haya completado, usted permanecerá en la sala de recuperación durante aproximadamente una hora antes de ser trasladado al área de atención post quirúrgica. Si usted es un paciente ambulatorio, será dado de alta por las enfermeras cuando su condición sea estable, por lo general alrededor de dos a cuatro horas después de que su procedimiento se haya completado. Usted debe ir acompañado de alguien que pueda llevarlo de regreso a su casa y también necesitará ayuda en el hogar durante las primeras 24 a 48 horas después de la cirugía. Limite las actividades que realiza durante las primeras 24 horas y comience a tomar los medicamentos para el dolor y antibióticos prescritos durante el periodo previo a su operación. Asegúrese de ponerse en contacto con el médico si tiene cualquier síntoma inusual u otras preocupaciones.

¿Cuándo puedo reanudar mis actividades normales?

  • Comida. No es raro el no sentir mucha hambre después de la cirugía, pero lo mejor es tomar sus medicamentos con algo en el estómago. Pequeñas cantidades de líquidos como agua, no carbonatadas y alimentos blandos podrán ser mejor tolerado después de la anestesia. Usted puede continuar ajustando su dieta después de la cirugía hasta que usted se sienta cómodo.
  • Manejo de vehículos. Usted debe evitar conducir durante al menos una semana después de su procedimiento y que nunca debe manejar mientras esté tomando medicamentos para el dolor o si el dolor limita su capacidad para moverse con rapidez. Usted necesitará que alguien lo lleve en el día de la cirugía, así como el día de su primera cita de seguimiento.
  • Ducha. Si usted ha recibido instrucciones de mantener sus vendajes en su lugar es posible que entonces tenga que bañarse sólo con una esponja hasta que el médico quita el vendaje. No se duche en los lugares de drenado, y utilice sólo agua tibia para sus primeros baños después de la cirugía. Asegúrese de que alguien esté cerca para ayudarle en caso de que se sienta mareado. Mantenga la cara lejos de la ducha y deje correr el agua sobre sus hombros. Su médico puede informarle de cuándo es apropiado reanudar las duchas con normalidad.
  • Hacer ejercicio. Después de la cirugía, usted será incapaz de ejercer o realizar trabajo pesado de cuatro a seis semanas. Usted debe restringir su actividad para evitar la inflamación prolongada. Además, los cambios en la presión arterial asociadas con el ejercicio o la actividad vigorosa puede causar problemas de sangrado.

¿Qué señales de advertencia debo tener en cuenta en los días y semanas después de la cirugía?

Los siguientes síntomas pueden indicar posibles complicaciones. Avise a su médico inmediatamente si presenta cualquiera de los siguientes:

  • Dolor repentino aumento en el área de la cirugía
  • Hinchazón repentina persistente en el sitio quirúrgico
  • Entumecimiento en cualquier extremidad
  • Fiebre mayor de 101.5 grados
  • Enrojecimiento de la incisión o el área quirúrgica
  • Dehiscencia de la herida
  • Secreción o sangrado de la incisión
  • Hinchazón o dolor en la pantorrilla
  • Náuseas o vómitos persistentes
  • Incapacidad para orinar después de la cirugía
  • Cualquier otro síntoma inusual que le preocupe

¿Qué es la anestesia y quién la administra?

La anestesia es una especialidad de la medicina que permite a los pacientes ser intervenidos sin dolor. El anestesiólogo es un médico especialista que tiene una importante participación en las cirugías y que se encarga de quitar el dolor, de vigilar y mantener los signos vitales, además de atender cualquier eventualidad medica y manejar cualquier reacción adversa que pudiera presentarse durante el procedimiento.

¿Que tipo de anestesia se emplea en las cirugías estéticas?

Existen 3 tipos de anestesia, la anestesia General, anestesia Regional y anestesia Local, cada una de estas se selecciona dependiendo de la zona a tratar, el tipo de cirugía que se efectúe, el tiempo de la cirugía y las características de cada paciente. El anestesiólogo se encargará de vigilarle y administrarle los anestésicos adecuados, siempre buscando su máximo confort y seguridad durante la intervención.

¿Existe algún riesgo con la anestesia?

Toda intervención entraña un riesgo, aunque hoy en día, con los adelantos técnicos y el desarrollo farmacológico, éste sea mínimo. De éste modo, podemos considerar la anestesia como un método razonablemente seguro gracias al cual millones de personas se operan todos los años sin complicaciones. De todas maneras, el tipo de intervención y de anestesia, así como el estado de salud hacen que cada paciente tenga un grado de riesgo diferente, el cual será cuidadosamente valorado por su anestesiólogo una vez leída su historia clínica y después de revisar las pruebas solicitadas en el preoperatorio. Afortunadamente, la mayoría de los pacientes que se someten a intervenciones de cirugía plástica son pacientes sanos o controlados. Para su tranquilidad ha de saber que durante toda la intervención contará con la monitorización de sus constantes vitales y la presencia vigilante de su anestesiólogo.