Aurea Cirugía Plástica | Cirugía de Brazos
15235
page,page-id-15235,page-template,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.1.3.1,vc_responsive
 
brazos

C u e r p o

CIRUGÍA DE BRAZOS

La Cirugía de Brazos, Braquioplastía, o Lifting de Brazos, ayuda a cambiar el aspecto flácido de los brazos por una apariencia firme y esbelta, dejando un mínimo de cicatrices. Con este procedimiento quirúrgico se reduce el exceso de piel, fijando los tejido blandos y reduciendo la grasa innecesaria. El resultado final es un par de brazos lisos, que ayudan a dar un aspecto delgado al resto de su cuerpo.

Factores como los cambios de peso y la edad suelen generar flacidez en la piel de esta zona del cuerpo, que también es propensa a generar depósitos de grasa difíciles de eliminar.

 

CANDIDATOS


El candidato adecuado a someterse a una Braquioplastía es aquél que posee brazos flácidos, en muchas de las ocasiones la laxitud de la piel puede ser resultado de la pérdida de peso.

 

CONSULTA


El médico evaluará el estado general de su cuerpo, así como la firmeza y elasticidad de la piel, calificando sus aptitudes para ser candidato a esta cirugía. También se le explicará cada paso del método a utilizar. Todas las dudas e inquietudes que tenga deben quedar claras para que el proceso a mejorar la apariencia de sus brazos, sea de su total satisfacción.

Previo a su cirugía, es necesario conozca los alimentos, bebidas y medicamentos recomendados. Seguir estos lineamientos evitarán cualquier complicación durante o después de su intervención.

 

PROCEDIMIENTO


El tiempo de duración de una Cirugía de Brazos es de dos horas aproximadamente. Dependiendo del nivel de flacidez y exceso de piel en los brazos el Cirujano Plástico podrá actuar de las siguientes formas.

Si el exceso de piel en sus brazos se identifica como moderado, se realizará un procedimiento más sencillo a base de liposucción. Por el contrario, si su caso es severo, será hará una incisión en la cara interior del brazo, que recorra desde el codo hasta la axila, para después retirar el exceso de piel y grasa.

 

RECUPERACIÓN


Al terminar la operación, en ambos casos, se le colocará un drenaje quirúrgico debajo de la piel que removerá cualquier tipo de fluido corporal, para después realizar las suturas.

Para mantener la nueva posición de su piel, se le colocarán vendas de compresión que además, evitarán la inflamación.

Terminada su cirugía usted deberá utilizar una venda de compresión que le ayudará a reducir la inflamación, evitando la acumulación de líquido. Es posible que deba usar este vendaje durante varias semanas.

Recomendamos que durante su reposo en cama mantenga los brazos en alto mientras descansa. Deberá lavar el área dos veces por día con jabón antibacterial y agua.

Al igual que con cualquier procedimiento de cirugía mayor, es probable que experimente dolor y aparezcan hematomas e inflamación que puede disminuir con medicamentos que el médico le recete y en el transcurso de dos semanas tienden a desaparecer.

Usted podrá regresar a su vida diaria y lucir unos brazos lisos y bellos en aproximadamente 3 o 4 semanas. Al reiniciar sus actividades debe evitar movimientos bruscos, levantar objetos pesados y dormir de lado o boca abajo. Podrá volver a manejar su coche en 3 semanas aproximadamente.

 

RESULTADOS


Los resultados son favorables, al retirar la piel y la grasa excedente el procedimiento es duradero, siempre y cuando el peso permanezca estable.